Electroestimulación

Electroestimulación sexual.

Si te estás preguntando qué es la electroestimulación sexual y te gustaría probar algún juguete erótico electroestimulador, te recomendamos que sigas leyendo.

¿Qué es la electroestimulación sexual?

Como su propio nombre indica, la electroestimulación sexual es una variante de los juegos eróticos y sexuales, asociada principalmente a las prácticas BDSM, en la que se utilizan dispositivos para generar y transmitir pequeñas descargas eléctricas a diversas partes de tu cuerpo.

Y dado que estamos hablando de juguetes sexuales, te puedes imaginar cuáles son las partes del cuerpo que van a sufrir las pequeñas descargas eléctricas de placer.

Pero no te asustes.

No hay ningún riesgo, no provoca dolor y es sumamente placentero.

A grandes rasgos si hablamos de electroestimulación nos viene a la cabeza la idea de una sesión de fisioterapia, donde los colegiados expertos nos pueden relajar los músculos aplicando pequeñas descargas sobre los mismos.

Sin embargo las descargas eléctricas, aplicadas en su justa medida y en los lugares apropiados, pueden ser objeto de un placer sin límites.

¿Cómo funciona un juguete sexual electroestimulador?

Los juguetes que te ofrecemos aquí son similares a los juguetes eróticos normales.

Se trata de dispositivos que además de su función principal, también proporcionan las descargas eléctricas de placer.

Así pues puedes encontrar anillos para el pene, dildos, plugs, pinzas para pezones, y un largo etc.

Normalmente se trata de accesorios metálicos capaces de transmitir a tu cuerpo las sensaciones buscadas con las descargas eléctricas en la zona de contacto de los mismos.

No hace falta que te digamos que el metal transmite muy bien la corriente eléctrica.

Pues si tienes un juguete metálico tocando tu cuerpo, a través del mismo recibirás las descargas en el punto de contacto.

Por otro lado también hay otro tipo de electroestimuladores que no tienen forma específica de juguetes sexuales.

En este caso se trata guantes, parches o almohadillas para que tú mismo te los apliques en la parte del cuerpo que prefieras.

Y lo más importante, ¿me va a doler?

Pues la contestación a esta pregunta en realidad es muy sencilla: Solo si tu quieres que te duela.

En primer lugar te podemos garantizar que se trata de aparatos completamente seguros y que funcionan con baterías recargables o pilas.

No tienen que estar conectados a la corriente eléctrica de tu casa.

Es por ello que es imposible sufrir ningún riesgo de electrocución.

Son aparatos completamente seguros y nada peligrosos.

Por otro lado el nivel de intensidad de las descargas es regulable.

Podrás elegir sentir desde un sencillo y excitante hormigueo a una descarga a máxima potencia.

Y aquí es donde entra ya tu deseo de experimentar y practicar el sexo sado.

Mucha gente disfruta jugando entre los límites del placer y el dolor.

Por eso este tipo de juguetes electroestimuladores se suelen usar en los juegos sexuales bdsm.

No obstante te pedimos que no te asustes.

Con estos juguetes no se puede proporcionar o sufrir más dolor que el que provocaría una fusta o un azotador.

Explora nuevas sensaciones.

Amplía tus límites.

Prueba hasta donde puedes llegar e intenta seguir un poco más.

La electroestimulación sexual es una práctica completamente segura y muy excitante.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
1
Hola😊¿En qué podemos ayudarte?