Dilatador de Uretra

dilatador de uretra

Dilatador de uretra. Consigue el placer más extremo con un dilatador uretral.

El dilatador de uretra o dilatador uretral es un pequeño artilugio que desde siempre se ha usado con fines médicos para resolver diversos problemas del aparato urinario masculino.

Sin embargo recientemente ha empezado a hacerse un hueco en el mundo de los juguetes sexuales bdsm o prácticas sado.

Y es que aunque a primera vista te produzca un estremecimiento de dolor solo con pensarlo, usar un dilatador uretral puede ser una práctica mucho más placentera de lo que piensas.

¿Para que se usan los dilatadores de uretra?

Como su propio nombre indica, un dilatador de uretra permite dilatar el conducto uretra masculino.

Además de eso, permite la estimulación uretral, que aunque suene dolorosa en realidad es muy estimulante y sumamente placentera.

La uretra está plagada de terminaciones nerviosas, así que por eso la estimulación de esta zona puede proporcionar un placer tan intenso.

Por otro lado, como cualquier otro juguete sexual bdsm, un dilatador de uretra tiene un componente mental excitante.

Es por ello que a pesar de que te asusta, en realidad necesitas experimentar con él.

Cómo usar un dilatador uretral.

En primer lugar te recomendamos que si no lo has utilizado nunca, empieces con el dilatador de menor diámetro que encuentres.

Es de una importancia primordial extremar la higiene.

Para ello lo mejor es hervir el dilatador uretral antes de su uso, y dejarlo enfriar antes de introducirlo.

Si se manipula con guantes es mucho mejor, para que no entren bacterias en tu conducto urinario.

Una vez esterilizado el dilatador hay que lubricar toda su superficie de forma abundante, y preferentemente con un lubricante de base acuosa.

Para empezar a introducirlo, hay que colocar el dilatador suavemente en la abertura de la uretra.

Es fundamental dejar que el dilatador se vaya deslizando poco a poco y por su cuenta.

Está terminantemente prohibido empujar el dilatador hacia dentro.

Si lo empujas o haces algún movimiento brusco podrías causarte una lesión.

Es por ello que es fundamental dejar que el dilatador se vaya introduciendo solo.

Una vez ya esté dentro debes experimentar sabiendo dónde están tus límites.

Podrías sacarlo suavemente, dejar que se vuelva a introducir o girarlo. Tú tienes el mando y decides en función de lo que te haga sentir cómodo.

Está claro y es evidente que este tipo de estimulación es más peligrosa que otros tipos de masturbación, si no se hace debidamente.

Es por ello que si te decides a probar, te recomendamos encarecidamente que vayas con mucho cuidado.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
1
Hola😊¿En qué podemos ayudarte?