Estimuladores de próstata

OFERTAS

BLACK FRIDAY 2019. Ofertas hasta el 1 de Diciembre.

10 % de descuento en todos nuestros productos usando el cupón discretfriday19

Mostrando 1–16 de 46 resultados

Estimuladores de próstata.

Los estimuladores de próstata son juguetes sexuales para hombres que puedes encontrar en dos formas distintas: vibrador masculino y consoladores para hombres.

Vibradores masculinos o vibradores para hombres.

Los vibradores para hombres o vibradores masculinos son juguetes sexuales para hombres que te pueden proporcionar sensaciones de placer como nunca antes has experimentado.

La estimulación prostática y el placer anal en el hombre.

Si estás leyendo esto es porque tu curiosidad te ha llevado a preguntarte por los estimuladores de próstata anales para llegar a nuevas cotas de placer.

Los hombres tenemos una pequeña glándula llamada próstata que se encuentra más o menos sobre la vejiga, a unos 5 cm de profundidad desde la entrada del ano.

La próstata es el llamado punto P masculino, y es una zona erógena del cuerpo del hombre muy potente.

La estimulación adecuada de la próstata puede provocar orgasmos más intensos que una estimulación genital.

¿Y por qué el punto P masculino no es tan conocido como el punto G femenino?

Pues porque la única forma de acceder al mismo es a través del ano, introduciendo los dedos o algún objeto.

Eligiendo un vibrador masculino anal o cualquier otro juguete anal para hombres.

Llegados a este punto y si sigues leyendo es que estás decidido a experimentar con tu punto P. O al menos se te ha pasado por la cabeza.

Pues ahora toca elegir el juguete que más te conviene o el que más te apetezca probar.

Los plugs anales son consoladores con formas específicas para estimular la zona anal de forma genérica, sin distinguir entre si eres hombre y mujer.

Los estimuladores de próstata son vibradores o consoladores con una curvatura específica en su extremo, que provoca la estimulación de la próstata mediante un suave masaje que tienes que realizar tú mismo con tus manos moviendo el juguete.

Si lo que estás buscando es que el juguete que estimule tu próstata se mueva solo, lo que necesitas es un vibrador masculino prostático.

Los vibradores para hombres se introducen y masajean la próstata con un suave movimiento de vibración regulable en intensidad, según el modelo.

¿Por qué necesitas un vibrador masculino en tu vida?

Porque tienes que probarlo. ¡No dejes pasar más tiempo!.

Las sensaciones de placer y los orgasmos que se pueden conseguir con los vibradores para hombres son difíciles de describir.

Los orgasmos anales masculinos son una realidad que está a tu alcance.

Una correcta estimulación de la próstata o punto P masculino es capaz de proporcionar a un hombre como tú una descarga de placer mucho más intensa que la que te puede traer la eyaculación.

Beneficios extra de los vibradores anales masculinos.

Aunque el vibrador masculino se utiliza sobre todo para la estimulación de la próstata, con él también se pueden estimular los testículos o el perineo, una zona erógena muy sensible del hombre.

Al tener generalmente forma de U o de L, el vibrador hombre puede masajear simultáneamente la próstata y la zona perineal.

Los vibradores anales para hombres son juguetes eróticos masculinos diseñados específicamente para el cuerpo del hombre y adaptados a su anatomía.

Son fáciles de manejar y se activan con un interruptor que se queda fuera del ano.

Además tienen una amplia y cómoda zona de agarre para facilitar su inserción y su extracción.

Recomendaciones de uso de los vibradores para hombres.

Los vibradores anales para hombres son juguetes sexuales con una forma muy característica y un diámetro no muy grueso.

No obstante es fundamental antes de comenzar el juego lubricar adecuadamente tanto la zona anal como el vibrador.

Una lubricación adecuada, ni muy abundante ni escasa, es el secreto para que el juego sexual con tu vibrador sea completamente placentero.

Te recomendamos los lubricantes anales, que están específicamente preparados para este tipo de estimulación.

Y lo más importante: No fuerces la situación.

Para utilizar el vibrador necesitarás estar completamente relajado y excitado. Si te hace daño no sigas. Detente y déjalo para otro día.

¿A qué estás esperando para usar un vibrador masculino?

Ya no podemos recomendártelo más. Se puede decir más alto pero no más fuerte.

Si quieres experimentar los orgasmos más intensos de tu vida, compra un vibrador masculino.

Y si quieres sufrir un orgasmo explosivo a base de doble placer, prueba a masturbarte mientras que utilizas el vibrador. Masturbación anal y genital al mismo tiempo.

No digas que no te lo hemos advertido.

Consoladores para hombres.

¿Qué son los consoladores para hombre?

Los consoladores o dildos para hombres son juguetes sexuales para hombres diseñados específicamente para la masturbación anal masculina.

Al igual que el resto de consoladores, un consolador para hombre no tienen ningún tipo de función electrónica.

¿En qué se diferencian los consoladores para hombres de los consoladores anales en general?

Todos los hombres, heterosexuales o no, pueden disfrutar de intensos orgasmos mediante la estimulación anal prostática.

Solo hay que olvidarse de los prejuicios y desterrar falsos tabúes.

Existen varios tipos de dildos anales, sin embargo el consolador para hombres se diferencia de los demás en que incorpora elementos específicos en su estructura para estimular la próstata masculina.

Los consoladores para chicos se caracterizan porque son capaces de estimular el punto P masculino, al que solo se puede acceder mediante el ano.

Los hombres pueden usar cualquier tipo de dildo, plug anal o consolador.

No obstante un consolador de hombre específico es el que es capaz de hacer llegar al orgasmo estimulando el punto P.

¿Por qué necesito un consolador anal masculino o un consolador para hombre?

Muchos hombres prefieren utilizar estimuladores de próstata sin vibración para sus juegos sexuales en solitario.

La utilización de dildos y consoladores implica una experiencia más realista y estimulante que cualquier juguete que vibra.

Además un consolador masculino que solo se mueva cuando nosotros queramos siempre proporciona un mayor control sobre la estimulación, que podemos hacer con el ritmo que queramos.

Y este factor es muy importante, sobre todo las primeras veces.

¿Qué clase de consolador para hombre puedo encontrar y cuál  me interesa más?.

Podríamos decirte que los consoladores masculinos son exactamente igual que el resto de consoladores usados por las mujeres, pero la verdad es que estaríamos faltando a la verdad, al menos parcialmente.

En realidad nos encontramos con dos tipos claramente diferenciados de consolador anal: los que están diseñados para estimular la próstata y los que simplemente estimulan la zona anal, llamados plugs.

Y por otra parte también podemos diferenciar entre los estimuladores de próstata con función vibratoria, y los que consoladores o dildos propiamente dichos, sin vibración.

Aquí solo vamos a hablarte de los consoladores para hombres estimuladores de próstata.

Consolador masculino estimulador de próstata.

Este tipo de consoladores para hombres estimuladores de próstata o punto P son los que te ofrecemos en esta categoría de productos.

La próstata es una glándula masculina del tamaño de una castaña que se encuentra situada debajo de la vejiga. El llamado punto P erógeno masculino se refiere en realidad a la próstata.

La próstata masculina tiene tantas terminaciones nerviosas que si se estimula suavemente mediante un pequeño masaje puede provocar sensaciones tan placenteras que conduzcan al orgasmo más salvaje y desbocado que se pueda imaginar.

La única forma de acceder a la próstata es a través del ano.

Para ello tenemos los consoladores para hombres estimuladores de próstata, que te presentamos en esta categoría de productos.

Estos estimuladores prostáticos tienen una curvatura similar a los consoladores femeninos de estimulación del punto G.

Su forma estrategicamente diseñada consigue que al introducirlos por el ano puedas masajear tu próstata con la velocidad de movimientos que desees.

La mayoría de los estimuladores de próstata también tienen un saliente exterior en forma de U, que te estimulará la zona perineal al mismo tiempo. Y no hace falta que te recordemos que el perineo es una de las zonas más sensible del cuerpo del hombre.

¿Quieres facilidad, comodidad o vibración en la masturbación anal masculina con el consolador hombre?

Los consoladores para hombres que te presentamos aquí no vibran.

Si quieres naturalidad tienes que tener en cuenta que las partes reales del cuerpo no vibran.

Los consoladores sin vibración son perfectos para iniciarte en la estimulación anal, ya que los movimientos del consolador dependen solo de ti, por lo que podrás elegir si quieres un ritmo más o menos lento.

Además estos consoladores son perfectos para manejar con una sola mano.

Así que la otra mano la puedes usar para masturbarte al mismo tiempo que estimulas tu zona anal.

De esta forma estamos hablando de dos placeres al mismo tiempo.

El placer de la estimulación anal y recomendaciones a tener en cuenta.

No podemos terminar esta descripción sin recordarte un principio básico para todo tipo de estimulación anal, sea con el tipo de consolador que sea.

Es fundamental y prioritario utilizar un buen lubricante anal que permita introducir el consolador sin que te cause ningún daño.

Recomendamos el uso de lubricantes específicos para la zona anal, como los que te presentamos aquí, y para los novatos y las primeras veces también es recomendable que el lubricante tenga componentes relajantes.

Los consoladores anales y todos los juguetes sexuales para hombres de estimulación anal son perfectamente seguros.

Por nuestra parte te recomendamos que experimentes y pruebes cosas nuevas siempre que puedas. La masturbación anal te puede llevar a unos orgasmos que difícilmente imaginarías.

Destierra todos los tabús e ideas preconcebidas sobre la estimulación anal.

No te cierres a nuevas experiencias.

Escoge uno de nuestros consoladores masculinos estimuladores de próstata y empieza a disfrutar ya mismo.

Créenos, lo vas a agradecer y vas a querer repetir.

Y por supuesto también te recomendamos que no fuerces las situaciones.

Si en un momento dado vas a utilizar un consolador para hombres y por las circunstancias que sean no te produce placer o incluso te hace daño, no sigas con la masturbación.

Lo más importante en los juegos sexuales anales es que estés perfectamente relajado y sobre todo muy receptivo.

Si en un momento dado no puedes seguir con el juego es mejor que lo dejes y lo intentes en otro momento. Otro día. A otra hora y quizás en otro sitio y con otra postura.

Puedes probar en la cama, en el sofá, a cuatro patas, tumbado boca arriba. El único límite para usar los estimuladores de próstata es tu imaginación.

A continuación te ofrecemos un pequeño artículo redactado por uno de nuestros colaboradores con consejos para usar un consolador masculino por primera vez:




«Estimulación anal para principiantes. Usando los consoladores para hombres por primera vez.

Eres un hombre. Me parece perfecto. Yo también lo soy. Si estás leyendo este artículo es porque te has planteado, al menos por un pequeño instante, utilizar un consolador masculino para estimular tu zona anal.

Solo puedo decirte que ENHORABUENA.

El mero hecho de haberlo pensado ya implica que estás desterrando los falsos tabúes que la sociedad nos impone a los hombres.

Una cosa tienes que tener clara: la estimulación anal no es exclusiva para hombres homosexuales.

Y si utilizas un estimulador anal no te vas a convertir en homosexual, a no ser que ya lo seas y en ese caso también te damos la bienvenida, ya que el placer sexual bien escenificado no entiende de diversidades.

Volvamos al asunto que realmente nos interesa: Si estás leyendo esto es porque nunca has usado consoladores para hombres para estimular tu zona anal y quieres que alguien te cuente su experiencia.

O quizá sí que lo has hecho pero a lo mejor te gustaría que alguien te aconsejase sobre cómo hacerlo mejor y conseguir sensaciones más placenteras.

Pues vamos a ello y no te haré perder más tiempo.

Antes de usar un consolador masculino, lo primero y principal es que tengas claro qué es el punto P y dónde está.

Antes de nada quiero contarte algo que aporte un poco de sentido a lo que te estoy recomendando.

Llegados a este punto ya debes haber oído hablar del punto P masculino.

El punto P es la zona erógena masculina más desconocida y más infravalorada.

Estamos hablando de la próstata. Un órgano masculino que se encuentra en la pared intestinal anterior, justo sobre la vejiga, a unos cinco centímetros de profundidad desde la entrada anal

La única forma de acceder a estimular la próstata es a través del ano.

Es por ello que si quieres probar a experimentar estas nuevas sensaciones tendrás que utilizar los dedos o alguno de nuestros consoladores para hombres.

Y ahora te voy a dar una serie de consejos para que tu primera vez con un estimulador prostático sea tan placentera que querrás repetir. Y me baso en mi propia experiencia personal.

Consejos para una primera vez con un consolador para hombre. Estimulación anal para primerizos.

Lo primero que hay que hacer es elegir un modelo de consolador masculino que se adapte a tu experiencia.

Si es tu primera vez te recomiendo que empieces por un tamaño pequeño o mediano.

Hay que acostumbrar el ano y relajarlo poco a poco, por lo que no es recomendable empezar por consoladores demasiado largos o gruesos.

Para tu primera vez te recomiendo el estimulador prostático para principiantes, que puedes ver aquí.

Se trata de un consolador de pequeño tamaño y con un diseño que ayuda a crear una presión externa adicional en el perineo.

No hace falta que te diga que el perineo es otra zona erógena masculina que si se estimula con cuidado y delicadeza te puede ayudar a alcanzar unos orgasmos brutalmente intensos.

La longitud insertable de este consolador es de 8,9 cm y tiene un grosor de 2,5 cm en su parte más ancha.

Tranquilo!. No es necesario introducir todo el consolador.

Otro elemento fundamental que vas a necesitar es un buen lubricante anal.

Existen dos tipos de lubricantes: con base de agua o con base de silicona.

En este caso te recomiendo que uses un lubricante con base de silicona, ya que logra una mejor lubricación y más duradera.

Y volviendo al hecho de que va a ser tu primera vez también te recomiendo que el lubricante tenga un componente relajante que ayude a relajar tu esfínter.

Yo te recomiendo el lubricante relajante anal Back Door, que puedes encontrar aquí.

Una vez elegidos el consolador y el lubricante, y una vez ya los tengas en tus manos, te recomendaría que sigas los siguientes pasos.

Yo lo hice así la primera vez que usé un consolador masculino y conseguí el orgasmo más intenso hasta la fecha.

Y por fin empezamos. ¿Cómo hay que masturbarse con el consolador para hombres?.

Empezamos con el lugar.

Lo primero de todo es elegir el momento y el lugar apropiado.

Eso ya depende de ti pero te recomendaría que estés completamente relajado.

El lugar perfecto da igual que sea la cama o incluso un sofá. Tú decides.

También es recomendable hacerlo después de haberte duchado o aseado. Vas a estimular una parte de tu cuerpo que tiene diversas funciones, y aunque no vas a compartir este momento con nadie más, tampoco interesan las sorpresas desagradables.

La postura es fundamental al usar el estimulador prostático.

El segundo paso es elegir la postura. Puedes estar tumbado con las piernas abiertas o a cuatro patas.

Para la primera vez te recomiendo tumbarte de espaldas. Es mucho más sencillo manejar el consolador con esta postura, ya que tienes mejor acceso a la zona anal y mejor visibilidad.

Lo más importante: La lubricación.

Lo siguiente, si no lo has hecho ya, será lubricar el consolador con el lubricante elegido. Te recomiendo también lubricarte el ano y el recto con el mismo lubricante.

Empápate el dedo índice de tu mano derecha y frota suavemente tu ano en círculos. Poco a poco introduce el dedo en tu esfínter mediante pequeños movimientos circulares.

Esta técnica inicial te servirá como juego previo de estimulación.

Una vez llegados a este punto te recuerdo que tú pones tus propios límites. Si has llegado hasta aquí y estás completamente excitado te recomiendo que sigas. Si te sientes incómodo o te provoca dolor, debes parar de inmediato y volverlo a intentar en otro momento.

Una vez hayas lubricado tu ano y tu esfinter es el momento de coger el consolador e introducirlo.

Empezamos el juego.

Te darás cuenta de que es muy fácil de sujetar, cómodo e intuitivo.

Juguetea con la punta del estimulador en la entrada de tu ano, con movimientos circulares.

Introduce el juguete en el ano con los mismos movimientos circulares, poco a poco, para facilitar la penetración.

No fuerces la entrada del consolador. Acostúmbrate poco a poco a esta situación.

Antes de introducir el estimulador asegúrate de que la punta del mismo, que está inclinada, apunte directamente a tu próstata cuando esté en el interior de tu ano.

No necesitas introducir el consolador por completo. Recuerda que la próstata está a unos 5 cm desde la entrada del ano.

Mediante pequeños movimientos del consolador intenta localizar la próstata.

Cuando la tengas localizada ya puedes utilizar el consolador de la forma que quieras: sacándolo y metiéndolo suavemente unos pocos centímetros; dejándolo dentro y moviéndolo poco a poco hacia los lados… Tú decides.

Lo que te recomiendo es que no lo gires en exceso en el interior de tu esfinter, ya que te puede provocar un ligero dolor si no estás bien dilatado.

Una vez comiences a estimular la próstata, y créeme que te vas a dar cuenta enseguida de que lo estás haciendo, te recomiendo que con la otra mano te estimules el pene.

La masturbación simultánea con la estimulación prostática te puede conseguir orgasmos como nunca has tenido.

Ya terminamos. Ahora te toca probar a ti un consolador anal.

Y ya por fin, y llegados a este punto, termino este artículo deseándote que pruebes todos los consejos que te he dado.

Te lo digo por experiencia.

Yo he conseguido de esta forma los orgasmos más intensos de mi vida. Más incluso que durante la penetración con mi pareja.

Saludos y buenos orgasmos.»

Escrito por Josex