Contacto:  teléfono  966600271  whatsapp  697980065

Vibrador masculino

Usa un vibrador masculino. Potencia tu vida sexual con un vibrador hombre.

Un vibrador masculino o vibrador hombre es lo que necesitas para tus juegos sexuales. En Discrettoys podrás encontrar los mejores vibradores para hombres. Y a continuación te hablamos de los vibradores masculinos.

Vibradores masculinos o vibradores para hombres.

Los vibradores para hombres o vibradores masculinos son juguetes sexuales para hombres que te pueden proporcionar sensaciones de placer como nunca antes has experimentado.

Lo podemos llamar vibrador masculino o vibrador hombre.

No importa.

Lo único que importa es que los hombres también podemos usar vibradores para nuestros juegos sexuales en solitario, o en pareja.

Eligiendo un vibrador masculino o vibrador hombre.

Llegados a este punto y si sigues leyendo es que estás decidido a experimentar con tu zona anal.

O al menos se te ha pasado por la cabeza.

Pues ahora toca elegir el juguete que más te conviene o el que más te apetezca probar.

Si lo que estás buscando es que el juguete que estimule tu zona anal se mueva solo, lo que necesitas es un vibrador masculino o un vibrador para hombre.

Los vibradores para hombres se introducen y masajean tu zona anal o incluso también tu próstata con un suave movimiento de vibración regulable en intensidad, según el modelo.

Si además quieres un vibrador estimulador prostático entra aquí.

¿Por qué necesitas vibradores para hombres en tu vida?

Porque tienes que probarlo. ¡No dejes pasar más tiempo!.

Las sensaciones de placer y los orgasmos que se pueden conseguir con los vibradores para hombres son difíciles de describir.

Los orgasmos anales masculinos son una realidad que está a tu alcance.

Una correcta estimulación de la próstata o punto P masculino es capaz de proporcionar a un hombre como tú una descarga de placer mucho más intensa que la que te pueda provocar la eyaculación.

Beneficios extra de los vibradores para hombres.

Aunque el vibrador masculino se utiliza sobre todo para la estimulación de la próstata, con él también se pueden estimular los testículos o el perineo, una zona erógena muy sensible del hombre.

Algunos modelos tienen forma de U o de L, así que en estos casos el vibrador hombre puede masajear simultáneamente la próstata y la zona perineal.

Los vibradores para hombres son juguetes eróticos diseñados específicamente para el cuerpo del hombre y adaptados a su anatomía.

Se trata de vibradores masculinos fáciles de manejar y se activan con un interruptor que se queda fuera del ano.

Además tienen una amplia y cómoda zona de agarre para facilitar su inserción y su extracción.

¿A qué estás esperando para usar un vibrador masculino o vibrador hombre?

Ya no podemos decírtelo más.

Se puede decir más alto pero no más fuerte.

Si quieres experimentar los orgasmos más intensos de tu vida, compra un vibrador hombre.

Y si quieres sufrir un orgasmo explosivo a base de doble placer, prueba a masturbarte mientras que utilizas el vibrador masculino.

Experimenta con la masturbación anal y genital al mismo tiempo.

No digas que no te lo hemos advertido. Querrás probar más.

Recomendaciones de uso para tu primera vez con un vibrador masculino o vibrador hombre.

Te vamos a dar una serie de consejos para que tu primera vez con un vibrador anal para hombres sea cómoda y placentera.

Por supuesto que siempre podrás seguir estos pasos cada vez que uses los vibradores masculinos.

De esta forma tus juegos sexuales anales en solitario o en pareja siempre serán satisfactorios.

Lo primero que deberías hacer siempre es dedicar un pequeño espacio de tiempo a cuidar la higiene, tanto de tu vibrador hombre como de tu cuerpo.

Empieza por lavar el vibrador masculino.

El juguete se tiene que lavar después de cada uso, utilizando los productos apropiados.

Sin embargo nunca está de más volverlo a limpiar antes de usarlo.

Puesto que lo vamos a introducir en nuestro cuerpo, es preferible que esté perfectamente limpio.

Por otro lado la limpieza de nuestro cuerpo ya depende del nivel de escrupulosidad de cada uno.

Si no queremos encontrarnos sorpresas escatológicas es conveniente que antes de introducirnos ningún juguete por el ano limpiemos nuestro orificio posterior.

Para ello podemos hacerlo en la ducha, mediante los accesorios de ducha para limpieza anal, o utilizando sencillos enemas o lavativas.

Lubricación, lubricación y más lubricación.

Nadie dijo que empezar fuera fácil.

El ano es un esfínter estrecho y aunque es elástico, hay que empezar poco a poco e ir con mucho cuidado y delicadeza para no sentir dolor.

Hay que lubricar mucho la zona.

Es conveniente utilizar lubricante en cantidades suficientes. Más vale que sobre que no que falte.

Tienes que lubricar el vibrador hombre y por supuesto tu cuerpo.

Utiliza tus dedos para aplicarte lubricante en el ano.

Introduce uno o dos dedos en tu recto y aplica también el lubricante por dentro.

Puedes aprovechar la lubricación para convertirla en unos excitantes juegos preliminares.

Acaricia tu ano. Jueguetea con tus dedos en tu perineo, en el ano. En el interior de tu culo.

Aprovecha que estás aplicando lubricante para excitarte y para empezar a dilatar el ano poco a poco.

Siente el placer de tus dedos jugando en el interior de tu culo.

Y todo ello utilizando mucho, pero que mucho lubricante. No tengas miedo de pasarte y aplícate lubricante con los dedos varias veces.

Para ello te recomendamos los lubricantes con base acuosa.

Para usar los vibradores para hombres tienes que estar relajado y tranquilo.

Quizá tendríamos que haberlo dicho al principio de todo.

Sin embargo tiene que quedar muy claro desde el principio.

Tienes que estar completamente relajado.

No debes tener ninguna prisa y no debes tener ninguna preocupación en la cabeza.

Necesitas estar desconectado del mundo exterior para conseguir que la penetración anal con tu vibrador masculino sea tan placentera como indolora.

Usa el vibrador hombre para dilatar el ano poco a poco.

Ya has conseguido estar perfectamente lubricado y muy excitado.

El juego previo con los dedos te ha puesto a mil.

Pues ya es la hora de empezar.

Coge el vibrador masculino, sin conectarlo todavía, claro.

No importa que tengas las manos pringadas de lubricante.

Ya lo limpiarás todo más tarde.

Introduce la punta del vibrador poco a poco en tu ano, mediante suaves movimientos de vaivén o de rotación.

Experimenta con tu ano. Busca el placer.

Poco a poco y sin que te sientas incómodo o te cause dolor introduce el vibrador masculino poco a poco hasta que tengas el ano completamente dilatado.

Juega con el vibrador dentro de tu cuerpo. Muy lentamente.

Sácalo y vuélvelo a meter.

Frota tu próstata lentamente.

Explora tu cuerpo y encuentra tus puntos calientes. Busca y disfruta de los movimientos y sensaciones que te van a hacer gozar más.

Una vez el vibrador masculino esté dentro de tu cuerpo, ya puedes encenderlo.

Ya has explorado tu placer anal.

Ahora ya sabes cómo mover el vibrador o donde acercarlo.

Se acerca el momento de tener el mayor orgasmo de tu vida.

Enciende el vibrador con la mínima potencia y sigue jugando exactamente igual que has estado haciendo hasta ahora.

Estimula tu próstata. Penetra tu culo. Juega con tu ano y con tu perineo.

Si eres atrevido prueba con vibraciones más intensas.

Y sobre todo, y cuando quieras llegar al orgasmo, masturba tu pene poco a poco con la mano que te queda libre.

El orgasmo tardará en llegar el tiempo que tú decidas.

Alarga el placer todo lo que puedas.

Por último, una vez termines vuelve a limpiar el vibrador masculino.

Sabemos que la pereza te invadirá después de alcanzar el éxtasis.

Pero no desfallezcas.

Limpia el vibrador hombre con un producto específico para limpiar juguetes sexuales y con agua tibia.

Y ya estarás preparado para la próxima vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola😊¿En qué podemos ayudarte?
Powered by