Contacto:  teléfono  966600271  whatsapp  697980065

Consolador masculino para principiantes

Consolador masculino. Consejos para usarlo por primera vez.

Estimulación anal para principiantes. Usando los consoladores para hombres.

Eres un hombre. Me parece perfecto. Yo también lo soy. Si estás leyendo este artículo es porque te has planteado, al menos por un pequeño instante, utilizar un consolador masculino para estimular tu zona anal.

Solo puedo decirte que ENHORABUENA.

El mero hecho de haberlo pensado ya implica que estás desterrando los falsos tabúes que la sociedad nos impone a los hombres.

Una cosa tienes que tener clara: la estimulación anal no es exclusiva para hombres homosexuales.

Y si utilizas un estimulador anal no te vas a convertir en homosexual, a no ser que ya lo seas y en ese caso también te damos la bienvenida, ya que el placer sexual bien escenificado no entiende de diversidades.

Volvamos al asunto que realmente nos interesa: Si estás leyendo esto es porque nunca has usado un consolador masculino para estimular tu zona anal y quieres que alguien te cuente su experiencia.

O quizá sí que lo has hecho pero a lo mejor te gustaría que alguien te aconsejase sobre cómo hacerlo mejor y conseguir sensaciones más placenteras.

Pues vamos a ello y no te haré perder más tiempo.

Antes de usar un consolador masculino, lo primero y principal es que tengas claro qué es el punto P y dónde está.

Antes de nada quiero contarte algo que aporte un poco de sentido a lo que te estoy recomendando.

Llegados a este punto ya debes haber oído hablar del punto P masculino.

El punto P es la zona erógena masculina más desconocida y más infravalorada.

Estamos hablando de la próstata. Un órgano masculino que se encuentra en la pared intestinal anterior, justo sobre la vejiga, a unos cinco centímetros de profundidad desde la entrada anal

La única forma de acceder a estimular la próstata es a través del ano.

Es por ello que si quieres probar a experimentar estas nuevas sensaciones tendrás que utilizar los dedos o alguno de nuestros estimuladores anales prostáticos.

Y ahora te voy a dar una serie de consejos para que tu primera vez con un estimulador prostático sea tan placentera que querrás repetir. Y me baso en mi propia experiencia personal.

Consejos para una primera vez con un consolador para hombre. Estimulación anal para primerizos.

Lo primero que hay que hacer es elegir un modelo de consolador masculino que se adapte a tu experiencia.

Si es tu primera vez te recomiendo que empieces por un tamaño pequeño o mediano.

Hay que acostumbrar el ano y relajarlo poco a poco, por lo que no es recomendable empezar por consoladores demasiado largos o gruesos.

Para tu primera vez te recomiendo el estimulador prostático para principiantes, que puedes ver aquí.

Se trata de un consolador de pequeño tamaño y con un diseño que ayuda a crear una presión externa adicional en el perineo.

No hace falta que te diga que el perineo es otra zona erógena masculina que si se estimula con cuidado y delicadeza te puede ayudar a alcanzar unos orgasmos brutalmente intensos.

La longitud insertable de este consolador es de 8,9 cm y tiene un grosor de 2,5 cm en su parte más ancha.

Tranquilo!. No es necesario introducir todo el consolador.

Otro elemento fundamental que vas a necesitar es un buen lubricante anal.

Existen dos tipos de lubricantes: con base de agua o con base de silicona.

En este caso te recomiendo que uses un lubricante con base de silicona, ya que logra una mejor lubricación y más duradera.

Y volviendo al hecho de que va a ser tu primera vez también te recomiendo que el lubricante tenga un componente relajante que ayude a relajar tu esfínter.

Yo te recomiendo el lubricante relajante anal Back Door, que puedes encontrar aquí.

Una vez elegidos el consolador y el lubricante, y una vez ya los tengas en tus manos, te recomendaría que sigas los siguientes pasos.

Yo lo hice así la primera vez que usé un consolador masculino y conseguí el orgasmo más intenso hasta la fecha.

Y por fin empezamos. ¿Cómo hay que masturbarse con el consolador para hombres?.

Lo primero de todo es elegir el momento y el lugar apropiado.

Eso ya depende de ti pero te recomendaría que estés completamente relajado.

El lugar perfecto da igual que sea la cama o incluso un sofá. Tú decides.

También es recomendable hacerlo después de haberte duchado o aseado. Vas a estimular una parte de tu cuerpo que tiene diversas funciones, y aunque no vas a compartir este momento con nadie más, tampoco interesan las sorpresas desagradables.

El segundo paso es elegir la postura. Puedes estar tumbado con las piernas abiertas o a cuatro patas.

Para la primera vez te recomiendo tumbarte de espaldas. Es mucho más sencillo manejar el consolador con esta postura, ya que tienes mejor acceso a la zona anal y mejor visibilidad.

Lo siguiente, si no lo has hecho ya, será lubricar el consolador con el lubricante elegido. Te recomiendo también lubricarte el ano y el recto con el mismo lubricante.

Empápate el dedo índice de tu mano derecha y frota suavemente tu ano en círculos. Poco a poco introduce el dedo en tu esfínter mediante pequeños movimientos circulares.

Esta técnica inicial te servirá como juego previo de estimulación.

Una vez llegados a este punto te recuerdo que tú pones tus propios límites. Si has llegado hasta aquí y estás completamente excitado te recomiendo que sigas. Si te sientes incómodo o te provoca dolor, debes parar de inmediato y volverlo a intentar en otro momento.

Una vez hayas lubricado tu ano y tu esfinter es el momento de coger el consolador e introducirlo.

Te darás cuenta de que es muy fácil de sujetar, cómodo e intuitivo.

Juguetea con la punta del estimulador en la entrada de tu ano, con movimientos circulares.

Introduce el juguete en el ano con los mismos movimientos circulares, poco a poco, para facilitar la penetración.

No fuerces la entrada del consolador. Acostúmbrate poco a poco a esta situación.

Antes de introducir el estimulador asegúrate de que la punta del mismo, que está inclinada, apunte directamente a tu próstata cuando esté en el interior de tu ano.

No necesitas introducir el consolador por completo. Recuerda que la próstata está a unos 5 cm desde la entrada del ano.

Mediante pequeños movimientos del consolador intenta localizar la próstata.

Cuando la tengas localizada ya puedes utilizar el consolador de la forma que quieras: sacándolo y metiéndolo suavemente unos pocos centímetros; dejándolo dentro y moviéndolo poco a poco hacia los lados… Tú decides.

Lo que te recomiendo es que no lo gires en exceso en el interior de tu esfinter, ya que te puede provocar un ligero dolor si no estás bien dilatado.

Una vez comiences a estimular la próstata, y créeme que te vas a dar cuenta enseguida de que lo estás haciendo, te recomiendo que con la otra mano te estimules el pene.

La masturbación simultánea con la estimulación prostática te puede conseguir orgasmos como nunca has tenido.

Ya terminamos. Ahora te toca probar a ti un consolador anal.

Y ya por fin, y llegados a este punto, termino este artículo deseándote que pruebes todos los consejos que te he dado.

Te lo digo por experiencia.

Yo he conseguido de esta forma los orgasmos más intensos de mi vida. Más incluso que durante la penetración con mi pareja.

Saludos y buenos orgasmos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola😊¿En qué podemos ayudarte?
Powered by